Las tres muertes de Fermín Salvochea

¿Qué es realmente Las tres muertes de Fermín Salvochea?

Las tres muertes de Fermín Salvochea es una novela de aventuras, acción y misterio al más puro estilo de la literatura de género, en la que un grupo de niños de 1907 tendrá que resolver un misterio que amenaza sus vidas y la ciudad de Cádiz desde hace más de tres décadas.

Las tres muertes de Fermín Salvochea es una novela fantástica con una ambientación histórica en la que el alcalde anarquista que da nombre a la obra se convierte en un cazador de vampiros steampunk quien ayudado por un grupo de niños que tendrá que salvar a la ciudad de Cadiz del mal en su sentido más pleno.

Las tres muertes de Fermín Salvochea es una novela costumbrista que refleja la sociedad gaditana a finales del siglo XIX y principios del XX de la mano de unos niños desarrapados. Miseria, abusos, enfermedad y muerte rodeará a estos cuatro antihéroes deseosos de salir adelante con el único aliciente de su imaginación y fantasía.

1907

Sebastían, Chano para su padre, es un chico de Cádiz de trece años. En 1907 la ciudad se ofrece ante él como un mundo de aventuras en el que solo la desdicha de tener un padre borrachín parece mermar sus ansias de libertad. Pero ese pequeño equilibrio se tambalea el 27 de septiembre de ese año. Dos sucesos marcarán dicha jornada. Ese día aparece la chica de ojos grandes y azules con su melena rubia que tras los cristales del coche que le lleva al Hospicio suelta dos lágrimas que corren por sus mejillas. Y poco después, al recoger a su padre Juaíco de la calle con la melopea de turno, se enterará por boca de él que se ha muerto Bigote, el que hace más de treinta años fue el primer alcalde anarquista de Cádiz, Fermín Salvochea, con el que su progenitor parecía tener una relación especial…

Pero cualquiera cree a su padre. Juaíco está más tiempo borracho que sobrio, siempre buscando alguien que le fíe un chato de vino y cuando no, pidiendo prestado para seguir bebiendo. Él, que fue el mejor barbero de Sanlúcar a Ronda, solo sabe hacer desgraciada a su mujer, la madre de Sebastián que es la única que sustenta a la familia con su máquina de coser Singer.

La cuadrilla de Sebastián se reúne en la Conejera. El Pani, su mejor amigo, y Candela, la niña del Hospicio con los hierros en la pierna, conversan sobre los acontecimientos del día. Allí aparece Julieta, la niña del coche que había visto Sebastián que ahora está internada en el Hospicio.

Partiendo de este marco de circunstancias costumbrista e histórico, Jesús Cañadas de un giro fantástico completo a la obra. Todo cambia cuando Juaíco, el padre de Sebastián decide contarle la historia de su relación con Fermín Salvochea treinta y cuatro años antes en 1873.

Las fantásticas historias de Juaíco no pasan de ser meros cuentos para Sebastián hasta que al día siguiente, durante el entierro de Salvochea, un mono huido del circo cercano provoca la caída del ataúd. Poco después el cuerpo de Salvochea desaparece abriendo la puerta de las especulaciones.

Algo oscuro, denso y maligno asciende desde el pasado para intentar apoderarse de la ciudad de Cádiz tres décadas después. Juaíco y Salvochea parecen ser el nexo de unión con el pasado, pero uno muerto y el otro borracho serán incapaces de hacer nada. Visto lo visto, Sebastián y su cuadrilla tomarán las riendas del asunto para salvarse a sí mismos y destapar el misterio que amenaza a todos los gaditanos.

1873

Juaíco es nombrado barbero diario del alcalde de Cádiz. En su despacho, mientras le afeita, crece la admiración por el prohombre de la ciudad que hace frente a las autoridades civiles y eclesiásticas en pro del beneficio del pueblo. Pero esa misma noche entre las brumas de la borrachera de Juaíco es testigo de una disputa callejera en la que rueda una cabeza. Frente a él había una figura de hombros anchos, envuelta en un gabán oscuro y apoyada en un bastón que le envía de vuelta a casa mientras en el suelo se quedan unas gafas redondas y ahumadas, las gafas de Fermín Salvochea.

Poco después en el Pay-Pay, el prostíbulo de la ciudad, hay un asesinato. Salvochea pide a Juaíco que le acompañe a investigarlo. Poco antes de que la mataran, Calvario Soto había ido a hablar con la madame. Le dijo que tenía miedo. Le dio una cosa en confianza: la mitad de unas tijeras, separada de la otra mitad que le daba sentido. Tenía unas filigranas grabadas en su superficie, estaba hecha de plata.

¿A quién pertenecen esas tijeras? ¿Dónde está la otra mitad? El baile de máscaras de la familia más rica de Cádiz, los Aramburu, responderá las preguntas. Salvochea y Juaíco acuden allí para seguir investigando. Cuando allí todo parece desarrollarse con normalidad, de forma imprevisible surge el Mal abarcando a todos los presentes. A partir de ese momento todo se desboca y las antiguas leyendas de Cádiz empiezan a tomar forma real.

Las leyendas de Cádiz como personajes

En los cuentos de Juaíco había muertos envueltos en vendas, hombres que se convertían en animales en cuanto la luna asomaba por el baluarte de Santa Elena, palacios llenos de espejos que en realidad eran ventanas a otros mundos, un hombre pez que llegó a nado desde una ría del norte, piratas escondidos en las cuevas de María Moco…

Las cuevas de María Moco son el hogar de los contrabandistas y los gigantes de seis brazos. Cuando bajas a ellas el techo es bajo y redondo. Las paredes están trufadas de mataquintos y argamasa. No son un sitio natural, quién sabe si lo han construido manos fenicias, moras, romanas o incluso más antiguas. Allí, junto a María Moco podemos encontrar a los doce moros del hombre pez y al mismísimo Liérganes. Por una serie de desgraciados acontecimientos María Moco recupera su libro de magia que había escondido Fermín Salvochea décadas atrás. Los secretos que esconde ese libro y la recuperación del mismo serán la clave de los sobrecogedores acontecimientos que ciernen sobre Cádiz en 1907.
Liérganes: El rey de los contrabandistas de Cádiz. El hombre pez reina en las catacumbas de Cádiz desde hace generaciones. El hombre pez no puede morir. Liérganes custodia los secretos de Cádiz y se ocupa de sus contrabandistas. Les da comida y cobijo cuando vuestra gente los persigue. Y también les da sangre cuando sus entrañas la piden. Liérganes llegó a nado desde una ría del norte. Siendo hombre se fue a nadar el día antes de San Juan en Bilbao​ con unos amigos, pero llevado por la corriente desapareció y no se volvió a saber más de él. Solo cinco años después en Cádiz, unos pescadores afirmaron ver un ser acuático con apariencia humana que desapareció rápidamente. A partir de ese momento se convirtió en el líder de las catacumbas y los contrabandistas gaditanos.
La Bella Escondida: La Bella Escondida es una torre de Cádiz que se llama así porque nadie puede verla desde las calles. Hay quien la ha visto en las noches de luna llena desde otras torres mirador de la ciudad. Es una torre que se desplaza entre los edificios de Cádiz. Una torre enorme, rojiza y de delicada factura. Tiene la base octogonal. Es la torre que un hidalgo construyó para apresar al Diablo, la torre que se llevó a su hija. La torre que presagia la aparición de los vampiros.
Liber Umbrarum: Desde tiempos ancestrales en las cuevas de Maria Moco se practica la magia y la brujería. María ha encontrado en la benjamina de la mejor familia gaditana a su discípula más preciada. Ella completará el libro de sombras sellándolo con una faja que solo una tijera especial puede abrir. Fermín Salvochea consigue esconder el libro en 1873 evitando que el mal se propague indefinidamente por Cádiz. Pero unos desgraciados acontecimientos de 1907 pondrán el Liber Umbrarum de nuevo en circulación.

Resultado de imagen de las tres muertes de fermin salvochea

Fermín Salvochea. Cazador de vampiros

El gran logro de Jesús Cañadas en esta novela se basa en la transformación del primer alcalde anarquista de Cádiz Fermín Salvochea en un héroe steampunk cazador de vampiros. Al entierro de Salvochea en 1907 acudieron 50.000 gaditanos para rendir homenaje al que consideraron uno de sus alcaldes más queridos. El autor fantasea con la posibilidad de que entre las sombras y las brumas nocturnas de Cádiz, Salvochea fuera el salvador de la ciudad de otras maneras y contra otros enemigos más oscuros que los políticos y los eclesiásticos. El mal oculto que habita en las cuevas de María Moco deberá ser domado por el bastón del édil, quien ayudado por Juaíco y los prototipos modernos de Nicolás Mejías harán frente a los vampiros, mojarras, incluso al mismo Diablo en su defensa de la ciudad.

Los protagonistas

Sebastián: Sebastian es el joven protagonista de esta novela fantástica y de aventuras. Un niño gaditano que en 1907 lleva una vida sencilla. Con sus trece años pasa el tiempo entre los recados de su madre, costurera de oficio, la ayuda que le presta a Peregil en la botica que regenta, la búsqueda o huida de su padre borracho y, lo que más le agrada hacer, quedar con su amigo El Pani y su amiga Candela en la Conejera, un edificio abandonado por el que campan a sus anchas.
Sebastián admira y odia a su padre por partes iguales. Le encantan sus historias fantásticas que despiertan su imaginación pero denigra su interés por el vino que hace infeliz a toda la familia. Su verdadera personalidad y su valentía saldrán a la luz el día de la muerte de Fermín Salvochea.

El Pani: El Pani es limpiabotas ocasional, más pillo y enredoso que Sebastián anda siempre huyendo de un sitio para otro. Sobre todo porque en casa es imposible parar, el padre maltratador tiene siempre maltrecha a su madre y él, todavía no se atreve a hacerle frente. Su única vía de escape son sus amigos.

Candela: Candela es huérfana y vive en el Hospicio. Está muy delgada, aunque el uniforme gris del Hospicio tampoco deja entrever mucho de su cuerpo. Un aparatoso arnés le sujeta la pierna izquierda, todo alambres, remaches y tiras de cuero medio podridas y remendadas. Siempre encuentra la manera de escaparse por algún hueco del Hospicio para encontrarse con sus amigos. Dentro de él las palizas y los abusos que se producen en el despacho del Padre Abel le hacen imposible la vida. De carácter decidido es la verdadera heroína de esta historia.

Julieta: Julieta es la niña de ojos grandes y azules con su melena rubia que tras los cristales del coche que le lleva al Hospicio suelta dos lágrimas que corren por sus mejillas. Pronto entablará amistad con Candela y sus amigos. Además su relación familiar con Salvochea la implicará aún más en el desarrollo de la trama.

El estilo y el lenguaje gaditano

Jesús Cañadas utiliza en estilo sencillo, de novela de aventuras para redactar su obra. Los abundantes giros locales se incorporan en un Glosario de términos gaditanos que cierra el libro, pero cuya interpretación durante la lectura es perfectamente comprensible. La jerga utilizada junto con la ambientación gaditana verán su complemento ideal en el giro fantástico de la obra y en la estética steampunk que se va desarrollando según avanza la trama.

La composición: el gran logro de Jesús Cañadas

La mezcla progresiva es un gran éxito. De una novela costumbrista e histórica vamos pasando a una de aventuras y misterio para desembocar en una novela de fantasía desbocada. Tres novelas en una con unos héroes insospechados que harán las delicias de quienes se acerquen a Las tres muertes de Fermín Salvochea por cualquiera de sus ángulos.

El autor y su mundo fantástico

Jesús Cañadas nace en Cádiz en 1980. Es ingeniero técnico en informática por la Universidad de Cádiz, licenciado en documentación por la Universidad de Granada, así como máster en gestión cultural por la Universidad de Deusto, la Universidad de Gotinga y la Universidad de Osaka.
En 2011 pública su primera novela, El baile de los secretos, que llega a ser finalista a Mejor Novela en la primera edición de los Premios Scifiworld. En octubre de 2013 publica su segunda novela, Los nombres muertos (Fantascy), con la que se le reconoce como uno de los valores emergentes del género fantástico en España, llegando a estar entre la selección de mejores libros nacionales de 2013.
En 2015 y 2016 se une al equipo de guionistas de la productora Globomedia, donde co-escribe la segunda temporada de la serie de Antena 3 Vis a Vis. Las tres muertes de Fermín Salvochea es su cuarta novela.
En su faceta como gestor cultural, Jesús Cañadas ha trabajado para instituciones como la Generalitat de Cataluña, el Instituto Cervantes de Berlín o la Feria del Libro de Frankfurt. En la actualidad reside en Berlín.
www.jesuscanadas.com Twitter: @el_canadas

Deja un comentario