Viaje sentimental, de Viktor Shklovski

Voiced by Amazon Polly

Crónicas de la Revolución Rusa. Recuerdos de 1917-1922

b215ac6f-a17b-44c1-98c1-05abd03b0224.png
Novedades de noviembre

Viaje sentimental
Recuerdos de 1917-1922
de Viktor Shklovsky

Estimados amigos:
Ya están disponibles ejemplares de prensa de Viaje sentimental. Recuerdos de 1917-1922, de Viktor Shklovsky, a la venta el 25 de noviembre.

“Una de las figuras indispensables
para comprender la vida cultural rusa
de principios del siglo XX”

Tzvetan Todorov

Viaje sentimental describe los viajes de un intelectual desconcertado a través de Rusia, Persia, Ucrania y el Cáucaso durante el periodo de la Revolución rusa. Valioso documento histórico por su relato de primera mano de los acontecimientos ocurridos entre 1917 y 1922, es también una importante obra literaria experimental, una memoria en forma de novela. A veces lírica, otras perturbadora, irónica y erudita, Viaje sentimental es una obra singular de una de las voces más influyentes de la literatura rusa del siglo XX.

Como crónica de la Revolución y de la Primera Guerra Mundial, Viaje Sentimental se construye de manera atípica por un testigo que, afortunadamente para el lector, no tiene ninguna pretensión de imparcialidad. La mayoría de la materia narrativa no la compone la narración de la experiencia sino más bien digresiones teóricas y críticas para iluminar la historia con la verdad, errática y aberrante, como los hechos que cambiaron la historia del siglo XX. Con singular brillantez, Shklovsky se sirve de las herramientas propias del discurso teórico-literario que tanto dominaba (y que ya había usado para analizar las obras de Defoe a Cervantes, o incluso el psicoanálisis) y las aplica de modo inmejorable a la contrucción de una subjetividad inmersa en la revolución y la guerra.

Deja un comentario

Next Post

Cinematográfico llega a las librerías españolas el próximo lunes 2 de diciembre

mié Nov 27 , 2019
un recorrido ilustrado por la historia del cine, ideal para jóvenes cinéfilos en ciernes y toda suerte de mentes inquietas.

Sorpresas