Lo que corresponde a una distopía que se precie es hacer que el lector se pregunte: ¿cuánto de esto que me plantean es ya una realidad?, o ¿estamos abocados a ese futuro nefasto si no ponemos remedio? Esta historia, sin embargo, parece sugerirnos otra cuestión: ¿no es de ahí de donde venimos en realidad y a donde algunos quieren que regresemos?

Una antología de un poeta así, tan universal en la transmisión más sutil de los sentimientos humanos, de la racionalización del pensamiento como indagador en el alma ávida de conocimiento, de religiosidad en el sentido de trascendencia, de vinculo, es un regalo difícilmente eludible para cualquier ‘conciencia sentiente’, como diría Zubiri.

En esta prodigiosa novela escrita entre 1938 y 1939, se narra la metamorfosis de una niña en ángel del hogar. La niña pasa su infancia escondida en un baúl, donde indaga los misterios de la vida y la muerte, olvidada de todos. Ignora los deberes propios de su género y desespera a su madre hasta que, ya adolescente, asume su destino asfixiante, la suerte de la mujer adulta, y se convierte en aquello que siempre odió: una perfecta ama de casa. Josefa Linares, traductora de esta edición, lo define como un ” libro furioso, a veces enigmático y alucinado; otras, […]

Es un placer comunicaros que ya está a la venta 100 años. Lo que la vida te enseña, de Heike Faller y Valerio Vidali, un hermoso libro que ilustra con emocionante candidez las vivencias comunes a todos los seres humanos. Página a página, desde que nacemos hasta cumplir los cien, los años discurren en un evocador recorrido vital que nos hará disfrutar de los momentos únicos que jalonan la existencia. DE LOS 0 A LOS 100, TODAS LAS ETAPAS DE LA VIDA EN PALABRAS E IMÁGENES «Una obra maestra.» Berliner Zeitung «Este maravilloso libro no debería faltar en ninguna estantería.» […]

Revisamos la obra en el Bicentenario del autor Al efecto de comentar este libro amplísimo en su recorrido y simbólico en su intención, considero que cabe una vez más recordar la teoría expresada por Bowra, el gran ensayista inglés, cuando aludía a los orígenes del hombre y sus primeras manifestaciones, en los albores de su discurso: primero fue el gesto, luego el grito, luego el discurso ordenado como invocación al dios, como solicitud, como deseo. Pues bien, el discurso aquí expreso –muy acertadamente vertido en edición bilingüe, a fin de respetar la interpretación de todo aquel que quiera entender el […]

Sorpresas