Aquellos que nos entusiasmamos con las dos colecciones de cuentos con las que un joven Zarraluki consiguió el crédito ilimitado de sus, desde entonces, incondicionales, habíamos perdido la esperanza de verlo regresar a su género fundacional.

«Es la detención más extraña que he hecho nunca y no solo por lo impasible del asesino, que nos esperaba tranquilo y feliz sentado en la escalera, sino por su aspecto: era la viva imagen del hombre bueno y honrado que por fin ha hecho lo que tenía que hacer, un alma en paz…»

Javier Tomeo, que murió el año pasado, escribió uno de los cuentos más cortos de la historia de la literatura; titulado “Cocodrilo”, dice lo siguiente: “Soy un cocodrilo y no puedo sacar la lengua. A lo mejor esa es la razón por la que no puedo deciros adiós”.

1

La tercera novela protagonizada y narrada por Isidoro Montemayor. Después de Ladrones de tinta y El gabinete de las maravillas, nos llega esta novela que mezcla con acierto historia, aventuras, enredos, crímenes, humor e intrigas palaciegas, para ofrecernos una entretenida lectura que tiene como telón de fondo la España del siglo de Oro, marcada por la ambición, la corrupción y la codicia.

2

Esta es una novela que rezuma frescura y buen humor, aunque entre líneas pone a caldo unas cuantas cosas. Cristina Vilanova, la protagonista, recuerda sus años juveniles de estudiante en Bruselas. Relaciones de amistad y amorosas, relaciones de trabajo, estudio, parafernalia y problemas típicos universitarios, etc.

Instagram has returned invalid data.

Artículos